El Urola ocupa actualmente el tercer puesto en la tabla clasificatoria

«Las últimas semanas el equipo está dando buenas sensaciones, se está vaciando en el campo y eso es lo más importante», afirma Iván López, entrenador del Urola. Los amarillos empataron 1-1 con el Soraluze, el sábado en el estadio Argixao, con una climatología totalmente adversa. «La primera parte el tiempo nos permitió jugar, pero en la segunda empeoró bastante. Hubo tormenta con granizo, viento… Sobre todo la última media hora estuvo bastante impracticable»

El del sábado fue un partido «muy disputado, con mucha presión, un partido para la estrategia. De hecho, los goles de ambos equipos llegaron a balon parado», explica Iván López. Los amarillos inauguraron el marcador a la media hora de juego con un tanto de Urrate, de cabeza. «La verdad, tuvimos el partido bastante controlado. Ellos no generaron demasiado peligro. El resultado que reflejó el marcador al finalizar la primera parte (1-0) fue merecido por méritos propios».

Tras la reanudación, «la climatología cambió bastante. Tuvimos el viento en contra y durante los diez primeros minutos nos acosaron. En una falta lateral, en un fallo nuestro nos empataron. Parecía que ellos se conformaron con el empate, pero nosotros no nos vinimos abajo y fuimos a por la victoria. El equipo reaccionó y se veía que si alguno de los dos equipos podía marcar era el nuestro, estuvimos mucho tiempo en su campo, pero no dispusimos de muchas ocasiones. Al final, un punto», sostiene López.

El Urola ocupa actualmente el tercer puesto en la tabla clasificatoria. Esta semana se desplazará a campo del Zestoa, que va décimo.DV

Babesleak