El Urola pierde todas las posibilidades de ascenso tras su derrota frente al Lazkao.

IÑAKI URTEAGA-ZUMARRAGA-DV.- «Se acabó, ya no hay opciones», afirma Iñaki Aranzadi, entrenador del Urola. Los amarillos han perdido las pocas posibilidades de ascenso que tenían tras su derrota frente al Lazkao (0-2). No obstante, «estamos contentos de llegar hasta donde hemos llegado teniendo en cuenta las condiciones del equipo», dice Aranzadi. «Ha estado bien, aunque está claro que las lesiones han influido totalmente», dice en referencia a toda la temporada. «Los Zufiaurre, Alex Aristi y Kepa eran cuatro jugadores imprescindibles, de los que más minutos estaban jugando y se lesionaron», cita a modo de ejemplo, ya que no fueron los únicos.«El jueves estábamos once y dos juveniles y de los once alguno incluso sin entrenar. Peor no podía haber sido», continúa.
El partido contra el Lazkao en Argixao empezó mal. «Al medio minuto de juego metimos un gol en propia meta. Posteriormente, dispusimos de seis o siete ocasiones clarísimas para empatar, pero no entraron. A falta de cinco minutos para que terminase el partido, cuando estábamos con cinco delanteros, al ataque total, nos marcaron el segundo», explica el míster.
La próxima jornada, última de la liga, el Urola se desplazará a campo del líder, el Amaikak Bat. «A ver cómo vamos, igual con juveniles», apunta Iñaki Aranzadi.

Babesleak