El Urola y el Ilintxa echan un pulso.

El Urola y el Ilintxa juegan el derbi futbolístico de la comarca en el estadio municipal Argixao de Zumarraga. Los presidentes de los dos clubes deportivos, Francisco Núñez y Pello Altzelai, han contado cómo se viven estos partidos desde dentro. Los aficionados al fútbol de Urola Garaia tienen una gran cita: el sabado el Urola, de Urretxu y Zumarraga, y el Ilintxa, de Legazpi, juegan el derbi comarcal en el estadio Argixao de Zumarraga. Zaldua de NOTICIAS DE GIPUZKOA ha reunido a los dos presidentes, el zumarragarra Francisco Núñez y el legazpiarra Pello Altzelai, para que hablen acerca de la rivalidad entre los dos clubes. El Ilintxa fue creado en 1949 y el Urola en 1971. En los 80, durante tres temporadas, los legazpiarras militaron en Tercera División. Los de Urretxu y Zumarraga jugaron en esa misma categoría en los 90, durante seis temporadas. Son dos clásicos de la Regional Preferente guipuzcoana, aunque el Ilintxa lleva ya varias temporadas en Primera Regional y el Urola se ha convertido en un equipo ascensor. Ambos equipos han coincidido muchas temporadas en la misma división, por lo que el derbi es un clásico del fútbol provincial. Según comentan Núñez y Altzelai, «antes la rivalidad era más fuerte, pues el fútbol estaba estrechamente unido a la representación de un lugar». El presidente zumarragarra fue jugador de balonmano y recuerda que cuando dejó el Goierri de Urretxu para ir al La Salle de Legazpi su partida se tomó como «una traición».
Ahora la rivalidad comarcal se siente de otra manera, pero los deportistas siguen viviendo los derbis con pasión. «Están supermotivados. A mi hijo el fisioterapeuta le ha dicho que corre peligro de sufrir una rotura de fibras, pero le ha respondido que va a jugar. Si fuese otro partido, no lo haría», comenta Altzelai. «Es normal que estén motivados, pues se conocen y coinciden cuando salen de noche», continúa Núñez. «Son amigos y suelen ser partidos limpios», prosigue Altzelai. La relación entre los aficionados y los clubes es también cordial.
El Ilintxa juega con legazpiarras y el Urola con urretxuarras y zumarragarras, por lo que el uno no se entromete en la labor del otro. Eso ayuda a que la relación sea buena, pero también es una de las razones por la que estos dos históricos del fútbol guipuzcoano se encuentran en Primera Regional. Mucha gente no se explica por qué unas poblaciones de este tamaño no están en una división superior y Núñez y Altzelai dan su versión. «Muchos equipos, desde Preferente, juegan con jugadores de fuera. Nosotros no lo hacemos. Al final, estamos trabajando para nutrir de jugadores a otros», comenta Núñez resignado.
Legazpi tiene a Héctor Díez y Andoni Pastriain en el Athletic y a Ander Mendoza e Iker Agirre en el Eibar. Zumarraga y Urretxu, por su parte, tienen a Xabier Jorge, Mikel Balentziaga y Daniel García en la Real, a Oscar Martín en el Sestao y a Alberto Alejandro en el Logroñés. Sin necesidad de ellos, con los jugadores que hay en el Urola y en el Ilintxa, se podría crear un equipo comarcal más fuerte. Tanto Núñez como Altzelai creen que se codearía con los mejores de Regional Preferente. Los dos consideran que con los mejores jugadores de cada club se podría luchar por subir a Tercera División. El de Zumarraga considera que en un futuro los dos primeros equipos se podrían unir, mientras que el de Legazpi no las tiene todas consigo. «Si el fútbol deja de representar a un pueblo, pierde fuerza». Para finalizar, se les pidió un pronóstico para el partido de mañana. «Tenemos dinamita en la delantera y la semana pasada le dimos un baño al segundo clasificado. Vamos a ganar por uno a tres. A un amigo hay que dejarle meter un gol», comenta Altzelai. Núñez responde rápidamente. «Estamos en la pomada y ya les ganamos en la primera vuelta. Esta vez vamos a hacerlo por tres a uno».
Iñaki Urteaga-DV- El estadio municipal Argixao acoge hoy el segundo derby de la temporada. El partido Urola-Ilintxa comenzará a las 16.00 horas. «Hay que ganar, no hay otra», afirma Iñaki Aranzadi, entrenador de los amarillos. «Será complicado. Estos partidos suelen ser muy malos, no se juega nada al fútbol porque hay nervios, los dos equipos quieren ganar… No obstante, sí que suelen ser de goles, por lo menos los que a mí me han tocado. De hecho, en Legazpi ganamos 2-3», recuerda. «No será fácil, pero la gente está a tope. Hemos empezado a subir el nivel en los entrenamientos tanto en lo físico como en la táctica. La primera semana de febrero estaremos al cien por cien», continúa. El Urola afrontará el partido con el equipo prácticamente al completo. «Están todos disponibles excepto los lesionados Dani Zufiaurre y Unai Rueda, y Andoni Madariaga, por tarjetas». «Hay que ganar. En la segunda vuelta no podemos fallar en casa y menos viendo como está la clasificación, que estamos seis equipos ahí arriba», dice el entrenador. Aranzadi aprovecha para invitar a la afición a acudir al campo para animar.

Babesleak